Ghost Trick: Phantom Detective

Hace casi dos años de la salida en el mercado de la penúltima consola de Nintendo, la 3DS, y con ella se inició un lógico y progresivo abandonamiento de su antecesora en el sector de las portátiles. Poco tiempo antes de semejante evento, vio a luz una de las últimas joyas para la vieja DS, un título creado por Capcom llamado Ghost Trick: Phantom Detective y que por fechas  podría ser considerado a modo de despedida del sistema. Un juego que culminaba la trayectoria de un sistema que, al contrario que su hermana mayor (Wii), sí que ha dejado la sensación de un buen aprovechamiento de sus posibilidades y que además vino acompañado de una banda sonora que pasó a formar parte directamente del podio de las mejores de la consola.

Capcom ha sido tradicionalmente un fructífero vivero de desarrolladores: nombres como Shinji Mikami, Hideki Kamiya o Shu Takumi han adquirido notoriedad gracias a su trabajo en las oficinas de la compañía nipona. Este último, principal responsable de la saga Ace Attorney, tenía en mente desde hacía tiempo un juego distinto al del universo del abogado Phoenix Wright y el resultado es ni más ni menos que Ghost Trick. Es un título que tiene el sello distintivo de su creador en muchos aspectos, desde su estética tipo anime, hasta sus situaciones y toques de humor absurdos, pasando por unos personajes muy bien definidos con los que es fácil encariñarse y una absorbente trama que va de menos a más.

Para acabar de redondearlo todo, para el apartado sonoro Takumi volvió a confiar en el mismo compositor: Masakazu Sugimori firma otra banda sonora de gran factura, como ya demostró en la saga del abogado más famoso del mundo de los videojuegos. Quizá no entra bien de primeras al tratarse de música un tanto “tosca” (bastante habitual en chips de sonido de dispositivos portátiles) pero, si uno le da la oportunidad y se deja llevar por ella, rebozándola en la historia que se nos cuenta, tiene mucho que ofrecer. En ella encontramos también puntos comunes con sus anteriores trabajos, en especial esa expresividad desbordante en casi todos los temas, muy acordes con el trabajo visual desplegado y que dotan de gran carácter a las excéntricas personalidades retratadas durante el juego.

Pero antes de centrarnos en los personajes, empecemos con el tema principal, la canción que probablemente más suena durante la aventura y que se utilizó en la gran mayoría de tráilers y promociones del juego. Un tema muy vitaminado que nos sitúa en la acción al instante.

Este tema además sirve para identificar al personaje que manejaremos durante la historia, Sissel. Como es habitual en obras de este tipo, el peso de los personajes es tan importante que muchos de ellos gozan de canciones “propias”, es decir, que sólo suenan en momentos en los que intervengan. Así, es importante que resalten de una forma u otra, rasgos distintivos de los mismos, hecho crucial de cara a involucrar al usuario en la trama. No es de extrañar, pues, que cuando escuchamos los temas de Lynne o Missile, lo primero que se nos pueda venir a la cabeza sean cualidades tales como la vitalidad o el optimismo. O que el tema de Ray esté envuelto en un aura de misterio. O intuir cierta fuerza y solemnidad en la canción del detective Jowd, claramente en contraste con el aire despreocupado del inspector Cabanela.

Siguiendo con el tema de los contrastes, no podemos obviar que éste es precisamente uno de los puntales de las historias que teje Takumi: no es raro encontrarnos con protagonistas de tintes cómicos, absurdos incluso, que sin embargo viven eventos dramáticos y momentos de gran tensión. La música juega con ello y refleja a la perfección estas situaciones. Pasamos de diálogos humorísticos y/o en entornos tranquilos en los que de fondo suenan piezas como las siguientes…

… a episodios de mucha intensidad, dónde se nos revelan datos sobrecogedores y todo parece precipitarse, mientras somos estimulados con música como ésta…

… para acabar otra vez en un punto más tranquilo en el que suenan cosas como REINCARNATION (tema que por cierto, bajo mi parecer, desprende aroma a homenaje a la banda sonora de Ace Attorney). Y todo esto en espacios brevísimos de tiempo.

Pero pese que la fuerza de Ghost Trick recae especialmente en la narración, no todo se acaba en ella. Hay lugar para “puzles” en los que Sissel debe utilizar sus poderes para salvar la vida de los demás en lapsos de tan sólo cuatro minutos. Son situaciones en las que el hecho de tener que actuar a contrarreloj, crea una atmosfera de agobio y tensión para el protagonista. ¿Y qué mejor manera para intentar hacernos partícipes de esto que a través de la música, cuyos temas se aceleran a medida que se acerca el “final”?

Ghost Trick, en definitiva, brilla a la hora de establecer un clima emocional adecuado gracias en gran medida al uso de la banda sonora. No es fácil dar con la tecla que más conviene a la historia, ni lo que requiere el gameplay, y Sugimori lo logra en la mayoría de las escenas.

Antes de acabar, no querría dejar pasar algo que me parece sumamente interesante. He hablado bastante sobre la dualidad existente entre lo divertido y lo serio, de los constantes contrastes que se producen durante el desarrollo del juego… Sin embargo, que esto no os lleve a engaño: el título de Capcom tiene mucho más de drama que de comedia. Muchísimo más. Y la partitura es un fiel reflejo no sólo del qué se nos cuenta, sino —y esto es muy significativo— del cómo. No voy a destriparos nada, pero los acontecimientos que se nos narran van adquiriendo matices claramente oscuros y desesperados a medida que van pasando las horas, llegando incluso a cierto punto en el que las melodías alegres que abundaban durante la primera mitad pasan a tener un papel residual, casi inexistente, hasta llegar a uno de los desenlaces más brillantes y emotivos que se han parido en la industria durante el último lustro. Así, nos topamos con que en este tramo predominan composiciones como las siguientes:

Ghost Trick no sólo supuso una gran despedida para Nintendo DS, si no que de propina nos obsequiaron con una de las mejores historias presentes en consola alguna y una banda sonora a la altura de las circunstancias, lo cual es mucho decir. No es perfecta, pues posee defectos tales como que sus canciones pueden pecar de cortas y que sacadas de contexto pierden, pero el trabajo realizado con el chip de sonido de la portátil es encomiable. Un dignísimo colofón que, ahora que nos acercamos al ocaso de la actual generación, estoy seguro que firmarían para sí Sony y Microsoft para sus actuales sistemas de sobremesa.

VALORACIÓN: Felina, ligera y contundente.

AUTOR: Masakazu Sugimori.

¿DÓNDE LA ENCUENTRO? Muy complicada de conseguir por medios legales, pues se editó una tirada muy corta para acompañar con la edición limitada que se vendía través de la store de Capcom. En ebay los precios están por las nubes y digitalmente he sido incapaz de encontrarla, así que poco os puedo ayudar en este sentido. Ahora bien, hay maneras de conseguirla, claro está.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: